Vocalía de Formación

El proyecto realizado por la Vocalía de Formación se centrará en los hermanos, diferenciándolos en tres grandes grupos:

  • Formación general de los hermanos.
  • Formación del Grupo Joven.
  • Talleres Cofrades.

Formación general de los hermanos

La formación general para los hermanos se basará en el estudio y aprendizaje de temas relacionados con la vida de Hermandad, irán destinados a todos los hermanos mayores de 18 años, Y se pretenden realizar los siguientes:

  • Una vez al año se realizará un curso para los hermanos de nuevo ingreso, con una duración de una hora u hora y media en el que se le explique qué es la Hermandad, para qué está constituida y cuáles serán sus derechos y deberes como hermanos, terminando con la entrega de los Estatutos a cada uno de ellos.
  • En coordinación con la Vocalía de Cultos, programar un cursillo sobre liturgia para aquellos hermanos que participen activamente en los cultos de la Hermandad y todo el que quiera participar en él.
  • Fomentar las convivencias con carácter formativo, dos o tres veces al año, para que asistan todos los hermanos que quieran y, además de compartir, tengan dentro de la misma una oportunidad para aprender algo nuevo dentro del tema que se elija.
  • Facilitar a los hermanos que participen en la Estación de Penitencia, con la papeleta de sitio, un compendio de las normas que establecen nuestras reglas para realizar dicho ejercicio.
  • Programar durante la cuaresma reuniones de hermanos que participen en la Estación de Penitencia en sus distintas facetas, que sirvan para establecer criterios comunes en bien de la pública Estación de Penitencia.
  • Fomentar entre los miembros de la Junta de Gobierno y todos los hermanos que lo deseen, el conocimiento de las Sagradas Escrituras, haciendo especial hincapié en el Nuevo Testamento.

Grupo joven

Dentro de la formación que podemos trabajar con el Grupo Joven, se destacan las siguientes:

  • Dar mayor responsabilidad al Grupo Joven de la Hermandad, supervisados siempre por la Junta de Gobierno, puesto que en un plazo medio de tiempo serán ellos quienes opten a la dirección y gobierno de la Hermandad.
  • Propiciar que los jóvenes adquieran conocimientos y experiencias sobre la propia Hermandad y sobre la vida cristiana y cofrade en general, a través del testimonio de los hermanos más antiguos mediante charlas, reuniones, etcétera, que llevan ya muchos años en la corporación.
  • Fomentar convivencias con Grupos Jóvenes de otras Hermandades, donde se intercambien experiencias y se realicen tertulias cofrades sobre determinados temas, siempre con el máximo respeto de unos hacia otros, y tendentes a la formación de todos.
  • Realizar durante el año un ciclo de tres o cuatro charlas sobre una estricta formación cristiana, que afirmen en sentido profundo de lo que significa ser cofrades, y que podrían estar a cargo de hermanos de la Hermandad con suficientes conocimientos, del cura-párroco o de personas ajenas a la corporación con capacidad para transmitir dicha enseñanza.
  • Dotar al Grupo Joven de una cantidad, aunque sea pequeña a cargo de los presupuestos de la Hermandad que contribuya a que ellos tengan alguna cantidad disponible para afrontar los gastos que suponen sus proyectos, aunque ellos sigan recogiendo una cuota de 0,50 € por cada uno de ellos, con la que colaborarán en la financiación de los proyectos del grupo.
  • Organizar desde el Grupo Joven un concurso de cultura cofrade una vez al año, en el que participen como invitados Grupos Jóvenes de otras Hermandades.

Talleres Cofrades

Por último, hablando de los más pequeños de la Hermandad y que empiezan a dar sus pequeños pasos dentro de la misma y del mundo cofrade, nuestras propuestas son:

  • Continuar con los Talleres Cofrades en la misma línea en la que se viene trabajando, con el fin de iniciar a los pequeños en la fe, la tradición y el sentimiento cofrade, de forma que den sus primeros pasos en este mundo rectamente.
  • Conectar a los pequeños con los diversos grupos que trabajan para desarrollar la vida de la Hermandad haciéndolos participar de forma simulada en su actividad, para que se sientan partícipes de la Hermandad.
  • Realizar salidas a otras Hermandades para que los niños conozcan el mundo cofrade en toda su amplitud.
  • Hacerlos participar en la medida de lo posible, de acuerdo con la Vocalía de Cultos, en los cultos de la Hermandad, especialmente en los de Octubre, dado el especial carácter serio de la Cuaresma.
  • Programar las reuniones de los Talleres Cofrades tres sábados al mes y dejando uno de descanso, siempre y cuando no haya puentes o vacaciones, ya que en caso de ser así, esa sería la semana de descanso.
  • Fomentar la participación de los niños como monaguillos en la Estación de Penitencia, en la procesión de la Virgen de Gloria y en los besamanos de nuestros Sagrados Titulares, para que ellos se sientan como los demás hermanos de importantes.
  • Seguir dotando la participación de los Talleres Cofrades con una aportación del presupuesto de la Hermandad, aunque sea mínimamente.